Crazy Night de United Breaks

Una buena dosis de Nastizol (que FYI, no es recomendable mezclar con alcohol) fue necesaria para no perderme este gran evento, United Breaks, la unión de seis tornamesas bajo las manos de DJ Raff, DJ Caso y DJ Bitman (también conocido como Latin Bitman, su nombre de productor musical), quienes no tocaban juntos desde hace cinco años y prometieron éste como único show.

* Más bien diría cinco tornamesas, pues Caso estaba trabajando con una sola… pero quién soy yo para juzgar, que no tengo ninguna (y estoy impaciente por la llegada de la primera).

United BreaksA las 1.30 se empezaron a escuchar algunos scratch que anunciaban el comienzo de United Breaks, confirmado una vez que se abrieron las cortinas que escondían a estos tres DJ’s. Un set de prendidísimas tres horas, hasta que se encendieron las luces del local, deleitaron al público del Subterráneo. Estuvo excelentemente bien cargado al hip-hop, A Tribe Called Quest, Beastie Boys, Tiro de Gracia, Missy Elliot, sumadas a unas cuantas canciones del propio repertorio de estos DJ’s: Latino’n Proud, Cocaína, Help Me, State of my Soul, entre varias más.

Anécdotas personales: siempre. Si ir sola a un concierto era lo más descabellado que pensé había hecho hasta ahora (en materia musical, al menos), definitivamente me quedó claro en esta oportunidad que la música es algo que en ocasiones hace que se me zafe más de un tornillo. Porque en un concierto, finalmente, es más adecuado que en una fiesta donde la gente por defecto va a interactuar con otras personas.

Resultó que a la mitad del show mis amigos emprendieron retirada, así que quedé triste y abandonada. Bueno, abandonada quizás, triste no, sino feliz viendo las destrezas de los músicos. El problema es que el resto de los comensales no entendió mi objetivo de disfrutar del set de mis DJ’s favoritos y me trataron de “pesada y amargada” al “explicárselo”. Pero bueno, entiendo que quizás era yo ahí la persona “fuera de lugar”, ¿no?

Un video de cuando tocaban años atrás: