Monticello Gran Casino

Desde que trabajo en Sernatur, me he dado cuenta de la cantidad de partes de Chile que no conozco y por esta razón, ahora ya no está sólo New York y Grecia dentro de mis deseos aventureros, sino también San Pedro de Atacama y Torres del Paine.

Así también noté que de nuestra capital y sus alrededores hay rincones que aún no he descubierto y dado que mis primeras vacaciones en este puesto aún están por venir, me he limitado a conocer estas partes que requieren de menos tiempo disponible dadas las distancias.

Con este (y otros) afán partí el viernes a Monticello Gran Casino, en lo que es ya la VI Región del Libertador Bernardo O’Higgins. Impresionante el lugar, muy Miami style.

Más temor le tuve al sistema de juego que al juego mismo, dado que bastante nos costó entender todo el sistema de compra/utilización de una tarjeta para hacer las apuestas. ¿Dónde quedaron las míticas fichas? En estos casos no se agradece la modernidad…

Pero el centro de nuestra visita era la fiesta de la discotheque del casino, Suka, donde tocarían DJ Erok (F1) y Enferno (Madonna), así que no abusamos de mi suerte (que en esta oportunidad no me falló) y partimos al bailongo que estuvo espectacular. New Kids on the Noise abrió la fiesta y luego siguieron DJ Enferno e Erok, con sets muy Top 40’s, muy prendidos, especialmente el de Enferno que demostraba mucha energía y carisma con el público, mezclando incluso un live mashup con beats de Swedish House Mafia y un acapella de Madonna. Ídolo.