San Pedro de Atacama: Tour Arqueológico

Una mañana que comenzó adentrándome en la cultura local, conociendo la Aldea de Tulor, donde vivieron los atacameños previamente a la llegada de los incas. Aquí se puede observar la parte superior de las construcciones de adobe, que no pueden ser más desenterradas, ya que se secarían y destruirían con el paso del tiempo.

Lo más interesante de esta parte del tour, era cómo los atacameños observaban al sol, en referencia al volcán Licancabur, sabiendo así cuando comenzaba el invierno y el verano, para comenzar el período de cosecha, además de sus creencias previas a la llegada de los incas con su chamanismo y los españoles con el catolicismo. Ellos veneraban a la Pachamama y tenían distintos mitos al rededor del volcán Licancabur. El que me tocó escuchar con respecto a distintos lugares típicos, fue el siguiente:

Quimal (un cerro frente a la cordillera de Los Andes), estaba comprometido para casarse con el volcán Jurique, pero paralelamente tuvo una relación con el hermano de éste, Licancabur. Al ser descubiertos por Lascar, el padre de ella, fue desterrada (por eso no está incluida dentro de Los Andes) y a la vez, Lascar envió una bola de fuego a Licancabur, pero falló y le dio a Jurique, cortándole la cabeza (por eso este volcán no tendría una punta tan pronunciada como la mayoría de los volcanes).

Después seguimos a una hacienda, donde vimos animales (llamas!) y probamos producto típicos como maíz, quinoa confitado, jugo de membrillo, pan con harina de algarrobo y miel de chañar.

El tour finalizó con una visita al Pukara de Quitor, un fuerte construido por los atacameños cuando llegaron las conquistas incas y españolas, desde donde se veía una espectacular vista al oasis de San Pedro de Atacama.

[easyrotator]erc_24_1335542785[/easyrotator]