Lollapalooza 2013

¿Tercer año consecutivo? Por supuesto. Aunque dadas las condiciones económicas post viaje, elegimos un día y un sideshow, el de Nas.

Gracias al concierto de LMFAO, puedo decir que el de Nas no fue el peor concierto de mi vida. Lo lamentable es que esperaba mucho más de Nas. Para entrar tuvimos que hacer una cola de una hora, hora en que otros asistentes no paraban de gritar y tratar de colarse. También escuché que hubo falsificamiento de entradas, lo cual no me sorprendería dado el poco aire que había adentro… Entre el hecho de perderme la primera media hora del concierto y las dificultades para respirar, poco pude disfrutar las siempre excelentes rimas de Nas.

Pero el sábado fue otra la historia. Empezamos la jornada disfrutando de los mejores beats del D&B en las tornamesas de DJ Marky, las cuales incluso estuvieron en posición vertical en una espectacular muestra de scratch.

7e9ea8eb962b79ecfcfe05ba6f41b58b

Tranquilos, sentados en el pasto, disfrutamos de Two Door Cinema Club, quienes sonaron muy bien, al igual que Kaiser Chiefs, pero no tuvieron el despliegue de personalidad del vocalista de The Hives, que habló en español durante todo el concierto. Y habló bastante… También estaba increíble la puesta en escena del grupo, con un titiritero gigante al fondo, “manejando” a los músicos que estaban todos vestidos de etiqueta y sombrero de copa.

Otra personalidad que brilló durante la noche fue la de Eddie Vedder, pero más por su cercanía y humanidad, preocupado por los apretados fans de las primeras filas, pidiendo que todos se echaran para atrás unos pasos, y permitiendo que un fan se subiera a tocar con ellos su guitarra, un tema a su elección… Entre otras muestras que conmovieron al público.

Sin duda fue Pearl Jam el que marcó la importante diferencia de este año versus los anteriores: había muchísimo más gente. A las 15.00 hrs., había la cantidad de gente que recién se veía en la noche los años anteriores. Y en la noche… Mares de gente. Imposible encontrarse con gente conocida y mi teléfono jamás tuvo señal… Bueno, aunque fue bueno tener la experiencia de un Lollapalooza más vacío, con menos colas para ir al baño y comer algo, es importante que el evento comience a generar más ingresos para que se mantenga durante muchos años más.