Los Juegos del Hambre

Por prejuicio, al ver el cartel de la película, lo primero que se me vino a la cabeza fue “El juego del miedo” y “El Hobbit”, lo cual para mí no fue un incentivo para verla.

Sí lo fue oir más acerca de la trama y ver una buena crítica en el diario, que incluso catalogaba la II como mejor que la I. Pero para juzgar y también para seguir el hilo de la historia, tenía que ponerme al día con la saga.

Me gustaron ambas películas, al punto que ahora quiero leer los libros. Fue una sorpresa lo equivocada que estaba con mi prejuicio inicial.

En general, y tal como me sucedió con la saga de Harry Potter (shame on me), me sorprende la capacidad de crear mundos totalmente nuevos con miles de detalles que lo separan del mundo real, pero que a la vez tengan problemas ya sean políticos, económicos o socioculturales que de alguna manera se conectan con la realidad dándole una pincelada de no-fantasía.