Paseando por Barcelona II: La Manzana de la Discordia

Se acabaron los estudios y comenzó el modo turista, con el cual no dejaré ningún rincón de Barcelona sin visitar. Después de lo maravillada que me dejó en mi primera visita a esta ciudad el Park Güell, supe que tenía que entrar a la Casa Batlló y con ello me enteré de que Gaudí no era el único arquitecto célebre de esta ciudad: también lo fueron Montaner y Puig i Cadafalch, importantes exponentes del modernismo.

Casa Lleó i MoreraMe propuse, por lo tanto, visitar las obras más importantes de estos artistas y a la fecha ya completé La Manzana de la Discordia. ¿Por qué la Manzana de la Discordia? Utiliza de metáfora un mito griego que cuenta que la diosa de la discordia, Eris, destinó una manzana dorada “para la más bella” en la boda de Peleo y Tetis, la cual fue luego disputada entre Hera, Atenea y Afrodita. Ello desató la Guerra de Troya, pues Paris, encargado de decidir entre las tres, se la otorgó a Afrodita a cambio del amor de Helena.

Las malas lenguas dicen que estos tres arquitectos no se llevaban muy bien y como los aristócratas de la época construyeron estas casas para tener la residencia más bonita, surge el paralelo con la Manzana de la Discordia, donde están las casas Batlló, de Gaudí, Amatller, de Puig i Cadafalch y Lleó i Morera, de Montaner.

A mi juicio, visitas las tres casas es alucinante.

La Casa Lleó i Morera tiene un vitral maravilloso, que junto a un mosaico que componía una pintura de Monet fueron mis pCasa Amatlleruntos favoritos de la casa. Curiosamente, ambos estaban en la parte privada, aquella que no mostraban al público para ostentar su riqueza. La parte frontal, estaba compuesta por techos de madera tallada y columnas de mármol.

Lo interesante de la Casa Amatller (fuera de pertenecer a un productos de chocolate) es que tiene aún todos sus muebles originales o reproducciones de éstos. Es más oscura, casi medieval y fue la primera de las tres en construirse; las fotos de ésta permiten ver las construcciones originales que había en la cuadra.

Pero, debo confesar que mi favorita es la Casa Batlló. Creo que es su originalidad la que ha atraído tanto público, alejándose de los cánones previamente establecidos por la corriente modernista y junto con esto me atrae la inteligencia de Gaudí al utilizar todos los recursos, desde las entradas de luz y aire hasta la ergonomía de los muebles y pasamanos.

Mi Afrodita, sin ningún soborno a cambio es, por lo tanto, la casa Batlló <3 .

Casa Batlló